Infraleves

China, ¿amenaza u oportunidad?

China e India

La entrada de China en la OMC supuso la eliminación de varios inconvenientes que se veían en este mercado tan desconocido y de difícil acceso. Actualmente, aspectos tan claves en el comercio internacional, los aranceles o la propiedad intelectual evolucionan de forma positiva en los últimos años. Nuestro perfil exportador sigue concentrado en mercados maduros y de crecimiento lento y continúa prácticamente ausente de los mercados emergentes y dinámicos.

Es preciso exportar mucho más a China e India, quizá multiplicando en esos países una inversión directa que hasta el momento es muy escasa. En caso contrario, el déficit comercial de España con China e India, que ya supone el 15% del déficit total (equivalía al 7% en 1995), se disparará. La época de la competencia en precios es una guerra perdida ante los costes laborales de China e India. Se debe mirar hacia sectores de alta calidad, con un sesgo tecnológico importante para cambiar el perfil tradicional del exportador español.

¿Qué sectores pueden tener futuro en el mercado chino?

Se puede distinguir entre dos direcciones a la hora de adentrarse en el mercado chino.

En primer lugar, la subcontratación de la fabricación de productos a empresas chinas, lo que ha provocado un ahorro de costes importante a sectores más tradicionales como el calzado, el textil, los juguetes, la cerámica y, más recientemente, los componentes de automoción.

En segundo lugar, la exportación de bienes y servicios españoles a China. España debe dirigirse hacia sectores que creen mano de obra cualificada y valor añadido. Entre éstos caben destacar todos los sectores relacionados con la tecnología y los servicios. Por poner algunos ejemplos, están en fase de introducción sectores como los de componentes de automoción, maquinarias, la industria papelera, las energías alternativas, el tratamiento de agua y residuos, la logística y el turismo.

Por otra parte, recientemente también se han puesto de manifiesto las oportunidades que se han creado en el campo de las franquicias, tan maduro en España y con muchísimo recorrido aún en China. También es destacable el potencial que puede tener un producto como el aceite de oliva en el mercado chino. Desde hace más de cinco años, España viene duplicando cada año las exportaciones de este producto a China.

[Cuadro Resumen sectores de oportunidad]

Etiquetado en: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *