Infraleves

Generación Y: mercado laboral


Los trabajadores (la fuerza de trabajo) que se incorporará actualmente al mercado de trabajo y los que se incorporarán en los próximos años, son y serán en su mayoría, aquellos trabajadores pertenecientes a la generación “Y”. Estos trabajadores, los pertenecientes a dicha generación fueron descritos de la siguiente forma por un profesor durante una ponencia.

La generación “Y” es aquella que se puede englobar en el periodo de tiempo 1980-1993. Es una generación que ha nacido con la tecnología, que tiene de todo y en cantidad y que, por tanto, posee una mayor prosperidad potencial que la generación “X”.

Desde el punto de vista laboral, son trabajadores que sitúan el ámbito personal por encima del laboral y del social. Para ellos los ideales no son importantes, son individualistas, transaccionales y nada pacientes. Un rasgo distintivo como empleados es su actitud retadora y desafiante (no piden permiso, te informan de lo que van a hacer). Poseen destrezas en el manejo de las TIC y tienen atrofiado el pensamiento lógico (aprenden a través de imágenes y no a través de razonamientos abstractos). Son trabajadores preparados en cuanto a conocimientos pero no en habilidades y competencias. Lo quieren todo y ya, desde el principio, pocas concesiones y no están dispuestos a sacrificar tiempo de ocio por tiempo de trabajo.

En caso de que se comprometan, lo hacen más con personas que con organizaciones. Son exigentes y tienen expectativas laborales altas ya que no aceptan cualquier trabajo. Quieren responsabilidad desde el primer día y además, quieren ver el fruto de su trabajo inmediatamente. Todo esto les lleva a tener grandes dificultades para superarse, para reinventarse para poder superar situaciones que ocasionen frustración. Son poco respetuosos, demasiado directos y demuestran poco apego. Cuando se incorporan a una empresa esperan de la misma que les proporcione: entornos de trabajo agradables que fomenten las relaciones sociales; flexibilidad temporal y espacial; respeto a su estilo de vida y trabajo; comunicación abierta; que les otorgue autonomía; acceso continuo a información corporativa; retribución basada en resultados y rendimiento.

Además, es una generación en la que escasea las personas preparadas hecho evidenciado por la falta de matemáticos, ingenieros, informáticos, biólogos, físicos, farmacéuticos, médicos, etc. Como consecuencia, el relevo generacional no esta asegurado provocando la necesidad de importar mano de obra cualificada.

Etiquetado en: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *