Infraleves

La productividad española

La baja productividad española es aún más destacable cuando nos comparamos con otros países ya que, producimos menos pero, además, valiéndonos de más horas de trabajo. Por ejemplo, en Francia se trabajan 1646 horas mientras que en España 1865, produciendo menos. Además los horarios de fuera de la jornada, las horas extras, forman parte de la mitad de los españoles trabajadores, y la mitad de las mismas no son cobradas por los trabajadores. También destaca que, los periodos vacacionales son cada vez inferiores con respecto a años anteriores. Todos estos datos provienen del Eurostat, que nos muestran la evolución a peor en estos términos, dando lugar a que, la productividad española haya crecido la mitad que la del resto de Europa afectando, por lo tanto, a la competitividad del país.


Pero, ¿cuáles son los factores que inciden en esta baja productividad española?

En primer lugar, la educación es un factor clave. Existe una gran distancia entre cantidad y calidad de capital humano que posee España respecto a la que poseen diversos estados europeos. Por lo tanto, sería necesario un incremento de la educación de calidad siendo esto posible, dedicando mayores recursos económicos. También sería positivo otorgar mayor relevancia a la faceta de la enseñanza, además de la investigación, que desempeñan los profesores, consiguiendo así que sea más prioritaria y valorable a la hora de destacar al profesorado. Todo esto sería más facil conseguirlo implementando también, una mejor gestión y organización de los centros educativos. Todos estos cambios y mejoras, para llevarlos a buen término cuanto antes, sería necesario, por parte del ámbito político, una mayor estabilidad, siendo la educación una materia consensuada, planificada para el largo plazo, con unos objetivos que deben perseguirse y pretender mejorar continuamente, sin estar a espensas del gobierno de turno y sus más que posibles modificaciones para diferenciarse, no para mejorar.

En segundo lugar, el tamaño de las empresas. Las pymes españolas son la mitad de productivas que la media del sector, mientrás que las empresas grandes españolas, son superiores entre un 30 y un 60%. El problema es que la inmensa mayoría, un 98,8% de las empresas españolas son pequeñas, las pymes anteriormente mencionadas y, por lo tanto, viendo esta comparativa, sería interesante que el entramado empresarial estuviera formado por más empresas de gran tamaño ya que, con estas dimensiones, las empresas españolas si son productivas.

En tercer lugar, los costes regularios y administrativos en nuestro país se sitúan en niveles muy superiores a los de países anglosajones, característico de muchos países europeos.

En cuarto lugar, la baja inversión tecnológica, que se ve reflejado en que, el stock de capital tecnológico está por debajo del 6% del PIB, porcentaje que ni tan si quiera es la mitad de la media de los quince de la Unión Europea y que. Es un factor de gran importancia para un incremento de la productividad y tan solo estamos cerca del 50% de la media de la UE.

En quinto y último lugar, los costes laborales del mercado de trabajo español son muy altos. Un trabajador, de media en España, cuesta 2.400 euros al mes. Es una cifra inferior a la que presenta la media europea aunque, con una evolución de crecimiento superior a la del resto de países europeos.




Vía [Negocios]

Etiquetado en: , ,

5 pensamientos en “La productividad española

  1. Bere Casillas

    España no es, a estas alturas, un pais demasiado suculento para las grandes empresas. Las pymes y micro-pymes son los unicos motores de futuro para nuestro pais, detalle que tenemos que tener muy en cuenta.
    la base del problema de productividad en nuestro arranca desde los empresarios en muchas ocasiones estamos muy faltos de este tipo de cultura. Implantar sistemas para pymes y micro-pymes no es una prioridad, el dia a dia lamentablemente nos hace mirar otras prioridades.
    Como utopia deberia de nacer un ministerio u oficina dedicada 100% en ayudar, no en controlar a que todos los micro-empresarios y pequeños empresarios, tengamos la facilidad de acceder a fuentes de conocimiento y sistemas de implantacion de productividad en nuestras empresas.
    Quizas todo un Absurdo que sueñe con eso, pero la realidad economica pesa en nuestra mente mas, que cualquier otro factor.
    Desde Granada un Saludo

  2. Anonymous

    No hay más que ver como la gente se la pasa contando en twitter y facebook su vida. Aparte de tener un severo problema de narcisismo ¿de verdad piensan que a alguien le interesa qué hacen cada minuto de su vida?, es que no dan un palo al agua.
    Entre esos “yo, mi, me, conmigo” (que además se creen la bomba), los charlatanes que viven del cuento (no voy a dar ejemplos) y los funcionarios, estamos listos los demás.

  3. JRR

    Anónimo.

    Creo que, no debe ayudar a la productividad el uso de las redes sociales durante el trabajo, pero siempre se puede dudar, por ejemplo, la siguiente noticia:http://www.infobae.com/contenidos/412363-101096-0-Las-redes-sociales-ayudan-elevar-la-productividad-las-empresas-privadas
    En este caso en concreto, la productividad de la que habla la noticia de donde saco la información, creo se refiere sólo al sector privado. A lo mejor, este enlace te resulta interesante, sobre la productividad de los funcionarios. http://www.eumed.net/libros/2005/dfch-fun/F31.2.htm

    Saludos 🙂

  4. JRR

    Hola, perdón por el retraso.

    Bere Casillas gracias por la aportación. Sí, las pymes son los motores de futuro en nuestra economía, y en europa también. La idea de grandes empresas era por la comparación entre lo que ocurre con empresas de diferente tamaño pero como tu dices, otra cosa es lograr que crezca el número de empresas de gran tamaño de nuestro sector privado. Absurdo o no, sería muy buena idea lo que propones, un asesoramiento o guía para mejorar en diferentes materias (no sólo productividad), según que sector, aunque para obtener esos conocimientos, de momento, habrá que pagar a empresas privadas.

    Saludos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *