Infraleves

Las universidades españolas: el EEES y la sociedad del conocimiento


¿Qué nuevas exigencias conlleva el nuevo Espacio de Educación Superior (EEES) para el docente y las instituciones de educación superior?

El nuevo contexto europeo universitario exige una ᨀfigura distinta de docente, sobre todo si nos situamos en el plano de la comunicación, del intercambio de ideas y de experiencias. El profesor debe superar la función transmisora para aproximarse a la fiᨀgura de facilitador del aprendizaje y permitir que la información se convierta en conocimiento. Debe adoptar una dimensión más dinámica como tutor, mediador, consejero, orientador, formulador de problemas, coordinador de equipos de trabajo y sistematizador de experiencias. Asimismo, el papel del docente debe centrarse en la ayuda, supervisión y evaluación de procesos formativos. En deᨀfinitiva, debe ser un e-profesor que adopte el papel de mentor y facilitador del aprendizaje. En el EEES las instituciones de educación superior, en general, y los docentes universitarios en particular deben transformarse y adaptarse a los cambios para hacer frente a las nuevas demandas educativas de las sociedades del conocimiento. Tienen la responsabilidad de contribuir, con una práctica educativa innovadora, a la formación integral de individuos con competencias suᨀcientes para incorporarse fácilmente a la dinámica de las sociedades del conocimiento. Desde diferentes documentos europeos, desde la declaración de la UNESCO sobre la educación superior en el siglo XXI (1998) hasta el Comunicado de Londres (2007), se cuestionan los modelos y estrategias transmisivas de la enseñanza basados en la transmisión del conocimiento por parte del profesor, el aprendizaje memorístico por parte del alumno y su control a través de exámenes. Por el contrario, se insiste en que en el EEES los métodos de enseñanza deben potenciar la capacidad de aprendizaje autónomo por parte del estudiante, el desarrollo de competencias intelectuales y sociales variadas, las capacidades de resolución de problemas más que la mera reproducción del conocimiento y el fomento del trabajo colaborativo.
(Revista de Universidad y Conocimiento, Vol. 6, nº 2: extracto del artículo “Experiencias universitarias innovadoras con blogs para la mejora de la praxis educativa en el contexto europeo“)

¿Están las universidades españolas adaptadas a la cultura digital, a la sociedad del conocimiento?

La cultura digital de nuestra sociedad lo está revolucionado todo, nuevas formas de pensar y de gestionar que se extenderán a nuestras empresas, ámbitos profesionales y nuestras vidas. Y qué decir de una economía del conocimiento imprescindible para avanzar en un modelo económico como el español absolutamente obsoleto y anclado en gran medida en sectores de la “vieja economía”. Nuestra tasa de paro o el contenido tecnológico de nuestras exportaciones evidencian una pasmosa debilidad estructural.

Las universidades pues, tienen delante retos apasionantes y de una entidad extraordinaria. Tales retos nos introducen en la necesidad de que las universidades sean instituciones:

  • a) diligentes con los cambios, su asimilación, defensa y enseñanza;
  • b) extraordinariamente innovadoras y competitivas dentro del nuevo entorno global;
  • c) entusiastas, protagonistas y líderes en el progreso y la configuración de esta nueva cultura.

Este sería un discurso impecable puertas a fuera de la Universidad. Pero puertas adentro debemos ser más realistas y autocríticos. La universidad española necesita cambios importantes y si estos no se hacen desde dentro, deberemos asumir transformaciones impuestas desde fuera, quizás en direcciones no correctas, como las sufridas en nuestro entorno en los últimos años. Quizás la universidad española tenga que salir de su letargo y suscribir un fuerte compromiso social entorno a las corrientes, estrechamente relacionadas entre sí, que mencionaba al principio: cultura digital, competitividad-globalización y sociedad del conocimiento. (Visto en el Blog “Tecnología Aplicada” de Andrés Pedreño: extracto del artículo “Cultura digital, transformaciones y retos de nuestras universidades“).



Enlaces relacionados


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *